El conocimiento. Marina Garcés

En realidad, el problema del acceso universal al conocimiento es un problema moderno. Con el aumento de la producción científica, artística y mediática pasa a un primer plano la pregunta acerca de quién puede hacer qué. En cambio, en la antigua Grecia, así como en muchas otras culturas, el problema principal no era el acceso al conocimiento sino la comprensión de la verdad y sus efectos sobre la vida… ¿de qué nos sirve esto o aquello si estamos lejos de comprender su sentido?… el conocimiento no es una determinada información o discurso acerca de algo, sino un modo de relacionarnos con el ser, con el ser del mundo que nos rodea y con el propio, si es que se pueden separar. El problema del acceso, por tanto, no es el de la disponibilidad sino que es el problema del camino, de una aproximación que implica un desplazamiento… la relación con la verdad altera nuestra posición y nuestro modo de estar, con sentido, en el mundo. (Marina Garcés; Nueva ilustración radical; Anagrama, pag. 46)

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Jorge Giménez Bech dice:

    Una reflexión muy necesaria para tanto gurú de una pretendida “comunicación” que no es sino ruido de aviesas (e inconfesadas) intenciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .