Convivencia. Marina Garcés

La convivencia, por definición, siempre es no escogida. Empezando por el núcleo familiar, donde no hemos escogido ni a nuestros padres, ni nuestra lengua, ni nuestros vecinos, hasta la escala más global, que abarca los 7.000 millones de humanos, más el resto de especies que respiran el mismo aire que nosotros.

¿Sabremos vivir como no escogidos entre los no escogidos? La historia demuestra que sabemos hacerlo muy poco. Que el miedo levanta muros, y el egoísmo, fronteras cada vez más vigiladas. Pero Butler lo deja claro: igual que no hemos escogido estar donde estamos, tampoco hay salida. La última frontera son los límites de un planeta redondo donde no hay pueblo ni nación que pueda ponerse al margen ni a salvo. (Marina Garcés; Fuera de clase. Textos de filosofía de guerrilla; Galaxia Gutenberg, pag. 116)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s