Tiempo para vivir…

Tras reflexionar, se me puso enfrente y me dijo:

-No somos perezosos. Sólo que nos tomamos nuestro tiempo para vivir. Algo que no les ocurre a los occidentales. Para ellos, el tiempo es dinero. Para nosotros, el tiempo no tiene precio. Un vaso de té nos basta para ser felices, a ellos ninguna felicidad les basta. Ahí está la diferencia, hijo. (Yasmina Khadra; Lo que el día debe a la noche: Destino 87-88)

 

…aunque protestasen por la cantidad de horas trabajadas, los obreros preferían buscar la felicidad a través de los productos de consumo que disponer de más tiempo libre…Tras la Segunda Guerra Mundial, el gobierno fomentó con subvenciones…la demanda de un modo de vida más consumista por parte del ciudadano reprimido. La suerte estaba echada: la gente prefirió el dinero al tiempo, optó por buscar los placeres y el confort en la adquisición de bienes que, con toda seguridad, quedarían obsoletos cada vez más rápido, en lugar de perseguir el ocio colectivo o la virtud cívica. (Todd Gitlin; Enfermos de información; Paidós, pag. 99)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .