Mar y sol. Plentzia-Gorliz. Primer paseo del año

Haber podido disfrutar del agua y la luz, del mar y el sol en el paseo del primer día del año ha sido un auténtico placer.

Los recuerdos de los paseos están todos datados y localizados, unidos de por vida a un tiempo y a un espacio concretos; forman, de manera espontánea, una especie de almanaque o hilo conductor al que se pueden atar otros recuerdos. Miro atrás, y se me presenta delante de los ojos una larga serie de pequeñas viñetas, y cada una representa una etapa determinada de mi peregrinación terrena, resumida y cuajada en un paseo. Y al fondo de cada uno de ellos hay un paisaje que recuerda un lugar bien conocido en otro tiempo, y los pensamientos asociados con él evocan otros pensamientos. (Lesli Stephen; Los Alpes en invierno. Ensayos sobre el arte de caminar; Siruela, pag. 101)

Pasear, casi sin gente, por la ría de Plentiza y por las playas, mientras algún atrevido se zambullía en el agua, otros se dirigían hacia el faro, y nos dejábamos acariciar por el sol ha sido un regalo para empezar el año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .