Bibliotecarios con criterio. Carme Fenoll

Desde hace unos años estoy convencida de que el papel de los bibliotecarios no debe ser únicamente el de prescribir –¡y ser buenos en ello!– literatura, sino también en tener un criterio cultural más elevado que el de la media del ciudadano al que sirve. Eso implica que cualquier profesional de una biblioteca pública debería sentir la necesidad de estar al día en el panorama cultural de su entorno. Y eso implica también que las administraciones públicas lo perciban así y pongan las máximas facilidades para ello. Si realmente consideramos que las bibliotecas son puertas de acceso al conocimiento y que promueven el acceso democrático a la cultura, lo debemos entender apostando a la mayor: necesitamos que los bibliotecarios sean referentes culturales de primer orden. (Carme Fenoll ; Ser o no ser bibliotecarios de cabecera en AA.VV;  Revista Trama & Texturas 33 ; Trama editorial, pag. 111-112)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .