Los libros pueden sacarnos, aunque sea temporalmente, de nuestro calvario presente. Mikita Brottman

el

Cuando un libro nos absorbe de verdad, nos encontramos en una interesante zona liminar entre el mundo interno y el externo: despiertos, pero inconscientes, concentrados pero, idealmente, sin la más mínima conciencia de estarlo. El lector por completo absorto no tiene ni idea de qué hora es ni de dónde está, carece de sensaciones corporales, no existe fuera del libro. Ésta es la razón de que éstos puedan ser tan vitales para aquellos que se encuentran en una situación mala: gente postrada en una cama, por ejemplo, o encarcelada u hospitalizada. Los libros pueden sacarnos, aunque sea temporalmente, de nuestro calvario presente. (Mikita Brottman; Contra la lectura; Blackie Books, pag. 104)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .