Secretos, zonas oscuras… Miguel Sánchez-Ostiz

Tenemos recovecos en los que no entra nadie, que muy raras veces vamos a compartir, a poder compartir: los secretos que nos sostienen y pueden destruirnos. … Zonas oscuras, llama Steiner, a esos terrenos de nuestra privacidad, de nuestra inconfesable intimidad, donde guardamos nuestros temores más vitales. (Miguel Sánchez-Ostiz; Vivir de buena gana; Alberdania, pag….

Regalo. Miguel Sánchez Ostiz

Hay que saber dar y hay que saber recibir. No hemos sabido ver los regalos que nos hacían en su momento. A veces incluso hemos creído que nos eran debidos por ser quienes éramos. A veces nos han dado la mano y creíamos que era algo común y no lo era; no era, no en…

La persona enferma. Lydia Flem

En cierto modo, mi madre nunca dejó de ser una niña. Un enfermo siempre está a la escucha de su cuerpo, de sus sensaciones corporales, cualquier cosa le inquieta, le importuna. Todo gira en torno a la enfermedad –y al miedo a morir, aunque mi madre había estado a punto de morir tantas veces que…

Tximeleten eternitatea. Sandra Labastie

Me hace una ilusión especial ver que lo que nació en una conversación ha ido madurando, se ha convertido en un libro y lo que es quizás mejor, ha sido la excusa para abrir y mantener una más que interesante conversación que se extiende en el tiempo con Sandra, Jorge, Juan Manuel, Javier y Elena….

Viajar. Miguel Sánchez Ostiz

Viajar te confronta con tus carencias personales, con tus afectos reales y ficticios y amañados, con tu peor rostro, en la soledad forzosa de los cuartos del hotel, en las horas de la fiebre y del soroche, en las horas muertas y la desgana: tu otra cara, la menos mostrable, la que menos te gusta,…