Relectura… Gabriel Zaid, Iñaki Uriarte, Ricardo Piglia Anjel Lertxundi

¿Qué se relee? Aquellos libros que te han interesado y de los que sabes que te has dejado mucho por el camino. Aquellos que te produjeron un placer intenso y singular, que no podrías encontrar en ningún otro libro. (Iñaki Uriarte; Diarios (segundo volumen 2004-2007); pepitas de calabaza, pag. 48) En ese universo saturado de…

Vida plena. Anjel Lertxundi

El secreto de una vida plena no se halla en lo que está por venir, sino en aquello que en este preciso instante estamos escribiendo en nuestras vidas. (Anjel Lertxundi; Tú; Erein; pag. 246)

Enfermedad. Anjel Lertxundi

La forma más plena de vivir la enfermedad de alguien requiere que tanto el enfermo como sus allegados desarrollen una especie de ars vivendi cotidiano (lo que Cesare Pavesse llamaba Il mestiere di vivere –el oficio de vivir-), en lugar de quedarse escuchando al negro cuervo que grazna en la ventana del desánimo…No hay otra…

Sufrimiento. Anjel Lertxundi

Al leerlo hoy, pienso en mi amiga M. y en su familia… “El sufrimiento no tiene en sí nada bueno”, escribe el marido de Tú, “pero ahora sí, ahora puedo afirmar tranquilamente lo que antes proclamaba desde la arrogante inconsciencia de la pura teoría: el dolor nos atrae al terreno de nuestra realidad humana. El…

Silencios. Anjel Lertxundi

Hay silencios que estallan, escribe el marido de Tú. Silencios que generan sufrimiento a su alrededor. Creados por la vergüenza, por el pudor. Hay silencios esperanzados, solidarios. Hay también silencios discretos y los hay que trasmiten recelos. Hay silencios censores, silencios insolidarios, silencios cobardes, silencios malintencionados, silencios de quienes no quieren saber nada. Aquí sabemos…

Los libros, depósitos de recuerdos. Anjel Lertxundi

Hay quien guarda entre las hojas de los libros billetes de autobús, entradas de cine, tarjetas de embarque; mi difunta abuela tenía su misal lleno a rebosar de estampas de familiares fallecidos que guardaba entre sus páginas. Los libros se convierten así en depósitos de recuerdos, y si un día se abre el libro, un…