El destino. Primo Levi

Si fuésemos razonables tendríamos que resignarnos a esta evidencia: que nuestro destino es perfectamente desconocido, que cualquier conjetura es arbitraria y totalmente privada de cualquier fundamento real. Pero los hombres son muy raramente razonables cuando lo que está en juego es su propio destino; en cualquier caso prefieren las posturas extremas; por ello, según su…

Saber ayuda siempre. Alejandro Palomas

«Saber ayuda siempre -decía la abuela-. Es como abrazar. Cuando abrazas a alguien querido después de confesar una verdad, de oírsela a él o a ella, abrazas de otra manera porque no abrazas solo el momento presente, sino todo lo que es y lo que ha sido, lo aceptas todo. Hay que saber para aceptar…

Tiempo para vivir…

Tras reflexionar, se me puso enfrente y me dijo: -No somos perezosos. Sólo que nos tomamos nuestro tiempo para vivir. Algo que no les ocurre a los occidentales. Para ellos, el tiempo es dinero. Para nosotros, el tiempo no tiene precio. Un vaso de té nos basta para ser felices, a ellos ninguna felicidad les…

La vejez es elegir los momentos. Alejandro Palomas

-Porque el tiempo siempre nos hace huérfanos y yo ya no quiero más orfandades -dijo-. Y porque la vida no se mide con un reloj. Se mide con esto. -Se tocó el centro del pecho-. Aquí. Durante la vida el tiempo está aquí. El tictac es este y ningún otro. Cuando esto se atasca, mal,…