Cuidados. Conviene no confundir. Judy Wajcman

La humanidad se está acercando a un «momento robótico» en el que se empleará a autómatas en tareas asistenciales, para entretener a los niños o cuidar de los ancianos, llenando los huecos producidos en el tejido social allí donde la tela de la comunidad se ha deshilachado… La extraordinaria capacidad que tenemos de proyectar rasgos…

El acceso a las experiencias culturales: un nuevo hipercapitalismo. Jeremy Rifkin

‘Mientras que la propiedad es solamente un asunto de míos y tuyos, el acceso nos pone ante un grave dilema cultural: quién controla la experiencia de vida…. La supremacía estadounidense ya no se basa en su condición de gigante de la industria armamentística sino en la de superpotencia del entretenimiento y la información mundial’ (Rifkin,J.;…

Enseñamos lo que somos. Carlos Lomas

Siempre enseñamos lo que somos porque cuando entramos en un aula, en el salón de clase, entramos no solamente con nuestro cuerpo, con toda nuestra presencia física, que también es un elemento no verbal importante, sino también con nuestra ideología, con nuestra manera de entender las relaciones humanas, con nuestra manera de ver a los…

Fusión en vez de fisión. Zygmunt Bauman

La única vía de salida de los desasosiegos presentes y de las aflicciones futuras pasa por rechazar las traicioneras tentaciones de la separación; en vez de negarnos a afrontar las realidades de los desafíos que plantea esta época nuestra de «un planeta, una humanidad» lavándonos las manos y aislándonos de fastidiosas diferencias, disimilitudes y alejamientos…

Leer y escribir, dos formas de pensamiento. Daniel Goldin

Hoy, leer y escribir me parecen dos formas del pensamiento, de la comunicación, de habitar, evitar, construir y alejarse del mundo. Me interesa más la relación de éstas con ese estar, y más que el objeto libro, el sujeto que lee o escribe. Tal vez porque me he dado cuenta de muchas ruindades que se…

Ajetreo vital. Judy Wajcman

Según el discurso dominante, nuestra ubicua sensación de ajetreo tiene perfecto sentido en la medida en que habitamos una sociedad de alta velocidad. Nuestra era está obsesionada por la velocidad: coches más rápidos, trenes más rápidos, banda ancha más rápida, y hasta citas más rápidas. La velocidad es sexi, y los dispositivos digitales se nos…

El libro y la biblioteca, espacios de resistencia.

Un libro, una biblioteca, son eso, espacios. El libro y la lectura son también espacios de resistencia, para no dejar el monopolio del sentido, de las narraciones, a los poderes autoritarios, a los fanatismos religiosos o al “orden de hierro” televisivo; en otras palabras, a la uniformidad creciente de sus productos. (Michèle Petit en Juan…

Prisa, aceleración… Remedios Zafra, Judy Wajcman

En estos tiempos de mensajes rápidos nadie opta por lo que exige tiempo. Nadie se detiene en el proceso. La prisa es uno de los grandes inventos capitalistas y funciona. El universo visual que nos envuelve como la verdadera piel colectiva, seduce como convence. Y por ello el estímulo primero es siempre el impulso, lo…

Felicidad…. mejor no insistir

El placer y la felicidad son productos, no premisas. La felicidad debe resultarse de algo. No puede perseguirse. Es la persecución de la felicidad lo que acaba por frustrarla. Cuanto más hagamos de la felicidad un objetivo, más nos alejaremos del objetivo. (Viktor E. Frankl; El hombre en busca del sentido último; Paidós, pag. 113)…

Dar y recibir cuidados implica lentitud. Judy Wajcman

En todos los países y tipos de familia, las madres realizan en general una proporción considerablemente mayor de las tareas relacionadas con el cuidado de los niños que los padres… Debemos reconocer los ritmos temporales ajenos al mercantilizado tiempo de reloj de la economía capitalista para poder valorar el tiempo dedicado a cuidar de otras…

Tiempo para vivir…

Tras reflexionar, se me puso enfrente y me dijo: -No somos perezosos. Sólo que nos tomamos nuestro tiempo para vivir. Algo que no les ocurre a los occidentales. Para ellos, el tiempo es dinero. Para nosotros, el tiempo no tiene precio. Un vaso de té nos basta para ser felices, a ellos ninguna felicidad les…

La persona que siente…

Para Simmel, la auténtica persona, la que se oculta tras los alardes e inquietudes de la vida cotidiana de la gran ciudad, es la persona que siente. El sentimiento es lo que personaliza al individuo. Este principio evidente, sostiene Simmel, ha sido escamoteado por los “tópicos racionalistas” completamente ajenos a la psicología”. Uno de los…