El poder de la literatura. Juan Eduardo Zúñiga

Ése es el gran poder de la literatura: transmitir un mensaje velado y alusivo para que un receptor ignorado pueda entender su propia vida e identificarse. La puerta de acceso a una obra es sentir que algo de ella es nuestro. (Juan Eduardo Zúñiga; Recuerdos de vida; Galaxia Gutenberg, pag. 34)

Objetos mágicos los libros, fetiches para la incertidumbre en su sencillez física y en sus gigantescos posibles efectos. Juan Eduardo Zúñiga

Ayer falleció Juan Eduardo Zúñiga. El libro siempre desencadena gratuitas divagaciones que pueden ser fructíferas, y divagación es el proyecto creador de una obra al inventar vidas, explicar qué les ocurrió verdaderamente, volver a los semiolvidados antepasados. Súbitamente la pluma se detiene, el pensamiento calla y un terrible mutismo desespera al que pretende llenar la…

La calma es mi libro. Juan Eduardo Zúñiga

Ése fue mi primer espacio confidente, beneficioso por las horas que allí pasaba. Leía cuanto me rea posible y dibujaba escenas de las historias que me gustaban. Había calma, esa condición importante para entrar en las galerías de la conciencia. Escribió Rilke en un poema: «La noche es mi libro»; pero alguien, un niño, podría…

Qué larga es la calle de la vida. Juan Eduardo Zuñiga

Qué larga es la calle de la vida. Avanzamos por ella y atrás dejamos convertido en olvido cuanto hicimos. Sólo cuando sentimos que el final de la calle se acerca es posible repensar lo sucedido… Atisbamos entonces en épocas lejanas el mecanismo de lo que fuimos, por casualidades de actos que parecían fugaces y por…