Callejear. David Le Breton

Cada habitante de la ciudad tiene sus espacios, sus recorridos predilectos, forjados al hilo de sus actividades, que coge de manera unívoca o que varía según su humor, el tiempo que haga, sus ganas de darse prisa o de vagabundear, las compras que tenga que hacer por el camino, etc. Alrededor de cada urbanita se…

El cuerpo, un libro. Irene Vallejo

Nuestra piel es una gran página en blanco; el cuerpo, un libro. El tiempo va escribiendo poco a poco su historia en las caras, en los brazos, en los vientres, en los sexos, en las piernas. Recién llegados al mundo, nos imprimen en la tripa una gran «O», el ombligo. Después van apareciendo lentamente otras…

Miradas de Bilbo-Bilbao y sus alrededores. Julio 2020

El caminante es un hombre de lo oblicuo. Aunque camine de día, simbólicamente es como una criatura de la noche: invisible, silencioso; en él desaparece toda claridad. Pasar por los lugares comunes de incógnito, huir de los caminos trillados para inventar un camino nuevo con los propios pasos, implica una cierta clandestinidad social. El caminante…

El infinito en un junco. Ese hilo que teje…

Hoy se celebra el (No)Día del Libro. Los días tocan cuando tocan y si se cambian pierden en gran medida su valor simbólico ya que intentamos cambiar el significado del mismo para adecuarlos a unos intereses particulares. La casualidad ha querido que en las vísperas de ese (No)Día reciba de regalo un libro sobre los…

Ganekogorta

La relación con el paisaje es siempre una emoción antes que una mirada. Cada lugar manifiesta un abanico de sentimientos distintos según el ánimo de las personas que se acercan a él. Cada espacio contiene potencialmente múltiples revelaciones, y por eso ninguna exploración agota jamás un paisaje o un pueblo. Solo nos cansamos de vivir….

Pagasarri

El monte de los bilbainos. Eso dicen. Hemos entrado en la nueva normalidad. Se ha terminado el estado de alarma. Eso dicen. Necesitaba ver si había vuelto, aunque nunca se vuelve, a poder subir a ritmo, disfrutando, contemplando. Parece que sí. Eso digo. La ruta en solitario…es una búsqueda de la contemplación, del abandono, del…

Paseando con la convaleciente…

En la trama del camino, hay que intentar reencontrar el hilo de la vida. (David Le Breton; Elogio del caminar; Siruela, pag. 238) Primer paseo con pendiente de la convaleciente. Tantear la fatiga, ver la saturación, despacio, sin prisa, con cuidado, intentando disfrutar. Objetivo logrado. Ir viendo venir…

Pasear. Lesli Stephen

Pasear es a las actividades de recreo lo que arar y pescar es a las industriales, un placer primitivo y simple que nos pone en contacto con la madre Tierra y con la naturaleza a ras de suelo sin que haga falta un equipo muy complejo ni un esfuerzo extemporáneo. Está indicado hasta para los…

El verdadero caminante. Leslie Stephen

El verdadero caminante es aquel que se deleita en el camino, que no presume ni se jacta de la fuerza física necesaria para ello. El que, por encima del esfuerzo muscular que hacen las piernas, valora la actividad cerebral que dicho esfuerzo le depara, aprecia aquello que en paz medita y, de manera espontánea cuando…

El acuerdo como sinónimo de vida. Amos Oz

En mi mundo la expresión “llegar a un acuerdo, a un compromiso” es sinónimo de vida. Y donde hay vida hay compromisos establecidos. Lo contrario de comprometerme a llegar a un acuerdo no es integridad, lo contrario de comprometerme a llegar a un acuerdo no es idealismo, lo contrario de comprometerme a llegar a un…

Elogio del caminar. David Le Breton

Elogio del caminar Autor: David Le Breton Traducido por:Hugo Castignani Siruela Colección:Biblioteca de Ensayo / Serie menor ISBN:978-84-16280-61-2 Encuadernación:Rústica con solapas Páginas:256 Dimensiones:105 x 150   Caminar es a menudo un rodeo para reencontrarse con uno mismo. ( pag. 16) Caminar nos introduce en las sensaciones del mundo, del cual nos proporciona una experiencia plena…